Monday, February 22, 2010

APLASTAME COMO UNA COLILLA NENA

YSOBELT NASKY

Sólo sé que ésta es mi última oportunidad para quedarme o irme. Le veo de pie junto al televisor y tengo ganas de matarlo, estrangularle mientras ve el “late night”, así por lo menos tendrá una sonrisa antes de caer fulminado. Le imagino tumbado boca abajo con las luces parpadeantes de la pantalla alumbrando su cuerpo.

Me imagino desmembrándolo, sacándolo poco a poco en bolsas de basura y contestando luego a la policía:

—Me dijo que iba a por tabaco y no volvió jamás.
Pero luego viene con su cara de “asíeslavidanena” y me ofrece un viaje de ácidos. De súbito todo me parece maravilloso, estoy en el momento exacto a la hora determinada, con el caradura perfecto.

—Eres una hija de puta con clase –me dice dejándose caer sobre el colchón.

—Quiero matarte –le confieso.

—Aplástame como una colilla nena –contesta. Y es en ese instante cuando pienso que todo va sobre ruedas.

4 comments:

marichuy said...

Jajá, no cabe duda que, las más de las veces, las parejas son tal para cual. Ella "una hija de puta con clase" y el un cínico despatarrado. Claro, mejor esto a ser un par de simuladores.

Besos Jota-Pechocho

Dragon de Azucar said...

No sé, mi experiencia dice que si hay drogas de por medio las cosas no van sobre ruedas, sino en caida libre hacia un suelo de concreto... Pero bueno, son formas de ver las cosas

Saludos

jota pe said...

-- en pocas ocasiones me ha aplastado el amor asi, pero siempre cuando te leo Yso!!!

Ysobelt Nasky said...

Cuando pensaba que ya no me quedaba hash para la noche, encontré que las colillas son realmente válidas. Y aunque las aplastes ellas siempre conservan ese jugillo que apesta pero coloca. Eres un Hacha jota pe.