Wednesday, February 10, 2010

LA VENIDA DEL SEÑOR


Cuando Jovita empezó a decirnos que estaba esperando “la venida del señor”, se convirtió en nuestra comidilla. No había vecino en el condominio que pudiera evitar imaginar a don Nicolás en alterada, constante e infructuosa actividad sexual. Y es que, aunque resultaba lógico pensar que el par de viejillos, después de cincuenta y tres años de feliz matrimonio, no podían estar hablando de otra cosa más que de la muerte, alimentaban nuestro morbo y nos hacían las reuniones más agradables cada que surgía el tema.

Al menos yo, no desaprovechaba la oportunidad de preguntarle, cada que me la encontraba en la fila de las tortillas o corriendo presurosa por la tarde rumbo al pan: “¿Cómo está señora Jovita?”, con tal de volver a oír su respuesta: “Pues aquí, joven, nada más esperando la venida del señor”.

Y otra vez la risa interna y el chisme posterior.

Pronto se rebasó el límite de la colonia; de la delegación; ¡del mismo Distrito Federal! Porque estoy seguro que todos lo platicamos en el trabajo, en la escuela… ¡Cuando fui a Yucatán, en vacaciones, lo hice chiste!

Pero todos nos quedamos chatos. Los de la colonia, los de fuera de la delegación y del Distrito Federal… Don Nicolás falleció, dos meses después de que se iniciara el chisme… por un ataque al corazón que le provocó una alterada, constante e infructuosa actividad sexual.

9 comments:

marichuy said...

Jajá, qué cruel y yo carcajeándome. Pero me hicieron reír con ganas. Mi abuela solía decir eso: "hay que esperar la venida del señor m'hijita"; claro que ella se refería a otro Señor y a otro tipo de venida.

Besos jota-pechocho

El Signo de La Espada said...

Mi intuición me lo dijo: en cuanto ví el título del chiste, que diga, del cuento, me acordé de un afiche que había en un cine porno de mi pueblo que presentaba "La venida de Tarzán"


Bueno, al menos el anciano murió contento

educavent said...

Concuerdo con el signo.
Un buen vivir se merece un buen morir
Salu2

jota pe said...

-- gracias Luis por este cuento en donde la muerte, el placer y la letra deliciosa se mueven en estos mundos tan palpables con que nos deleitas, un abrazo Luis!

Dragon de Azucar said...

Sabía la soña jovita... y no por vieja...

Saludos

Luis Felipe Pacheco said...

Gracias por sus comentarios mis queridos adictos a Patito, en especial a ti mi querido Jota Pe, por esta oportunidad. Los invito a que también visiten mi blog. Ahí podrán encontrar más de mi trabajo literario y poético. Ya salió la segunda edición de mi novela: "Flor de María", por si alguien se interesa. Dios los bendiga.

malbicho said...

ja, ja... tan piadosa doña jovita, siempre dispuesta a colaborar con abnegación y mística entrega

MeaneyBloggea said...

ja, este señor es superior porque hizo varias venidas

dubdubcuentos said...

Genial, simplemente genial.