Sunday, October 4, 2009

MUERTE EN EL CH(E)AT

Al despertar Goyo Sarsa se sentía muy pequeño, inferior. Solo. Quiso tener al lado no sólo la almohada, sino alguien con quien comentar su sueño. Quizá, aburrido, contar de su tristeza. De cualquier modo tomó al cojín de "la cintura", le pintó una carita con plumón y le platicó. Tan pequeño se sentía ese día que el agua de la regadera la percibía como si fuera una cascada. Se vistió y al salir era ya tan pequeño que ni siquiera tuvo que abrir la puerta para el efecto. Salió por abajo. Como las cucarachas. De hecho se topó con una que ya había conocido el día anterior, supo que era la misma porque le faltaba una antena. Ayer casi la había asesinado, de no haber sido porque miró al suelo --gracias a su depresión-- ya no existiría la pobre. Ese día, más tarde, encontró en su sandwich una especie de extraño y duro cabello, que hasta ahora entendía que era la antena faltante. Al ver al insecto lo saludó. Buenos días cucaracha. Buenos días don Goyo. Ahí le dejé comida, afuera del refri, estoy tan deprimido que no tuve fuerza ni altura para guardarla. La única diferencia que tengo con una cucaracha es que ellas entran mientras yo salgo. Una gran ola de optimismo sacudió su mente. Al menos no soy Gregorio Samsa, pensó.

Goyo caminó como todos los días hasta su oficina. Bueno, no fue realmente como todos los días, pues esta vez el camino le pareció más largo, pues el era más pequeño, pero fue creciendo durante el trayecto hasta que al llegar a su escritorio tenía su tamaño natural. Era respetado, era el único funcionario no corrupto de las ventanillas. Había sacado el año anterior el premio de la Anticorruption Watchers Foundation al funcionario menos deshonesto. Lo colgaba con orgullo en una de las paredes. Ay sí, se cree mucho sólo porque es honrado. Ay que tipo. Es una cucaracha. Se oía en los pasillos. No soy una cucaracha, pensaba. Lo peor es que ni siquiera me creo mucho, repensaba.

Su tristeza ganaba de nuevo terreno hasta que amainó cuando de pronto hizo una reflexión heroica:

Si soy tan pequeño, entonces, ¿cómo puede caber en mí tanta soledad? ¿Puede acaso un recipiente contener un objeto mayor que él mismo? Ja. No puede ser. Es decir, o no soy tan pequeño como pienso, o bien mi soledad no es tan grande.

El triunfo de la inteligencia sobre las demás cosas iluminó una sonrisa en su rostro. Estuvo pensando todo el día en la que ya había llamado para sus adentros, paradoja de Sarsa. Mientras tanto, atendía al público, sorteaba las miradas agresivas de sus compañeros. Aquella contradicción parecía como una ventanita al mundo. A su problema moral se añadía el insoluto asunto matemático. Pero de cualquier manera necesitaba cambiar el cojín aquel por alguien con quien platicar sus penas. El día trascurrió con altibajos.



Ni siquiera tenía hambre. Eran las ocho. Se conectó al internet y entró al chat. La suave brisa de optimismo que a veces lo remojaba le salpicó de pronto. Se acordó que sí tenía amigos. No es que no los tenga, sólo es que son virtuales, por eso la soledad no es más grande que yo. Vio a Bilma, a quien conocía desde hace años atrás gracias a una comunidad virtual de jazz, casi siempre se escribía con ella y se decían “hermanitos”. No podía tocarla o mirarla, sólo leer la recodificación binaria y distante de lo que ella había teclado, a quizás decenas de kilómetros, en otro teclado. No podía tocarla, pero se conformaba con teclearla. Le excitaba a veces saber que estaba leyendo la misma letra “i” (código 161) que ella había escrito. Finalmente era una especie de contacto íntimo pero distante.

Le platicó todo. Ella le contestaba con monitos en la pantalla llorando. El virtualismo se volvía virtuoso pues lo hacían llorar. Ella le contestaba con caritas sonrientes.

BAMOS, LA VIDA NO ESTAN DIFISIL, VEME A MI, LLENA DE EXITO, ES KE TU TAMBIEN PUEDES…. ¡!!! VAMOS ÑIÑI.

ES QUE NO PUEDO... :(

SI PUEDES ... :)

NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :) NO :( SI :)

Así la red atrapó una nueva batalla campal entre las fuerzas del optimismo :) contra las fuerzas del pesimismo :(.

Luego vino la fase argumental, donde Bilma lograba desentrañar tres puntos:

1. A BIDA ES KORTA PERO SE ACABA

2. LO IMPORTANTE ES LA FELISIDAD

3. EL SER HUMANO NACIÓ PARA SER FELIZ

Como buen terco no hizo caso y se fue perdiendo en la depresión. A las 2:00 de la mañana había tomado la decisión de suicidarse. Y Bilma continuaba en la etapa argumental.

NOOOOO GOY NO HAGAS ESO... ERES MI HERMANITO. AY NO SEAS GACHO GOY, YA EH. ENTONCES CON QUIEN VOY A PLATICAR EN LAS NOCHES. ESTE JUAN SIEMPRE ME QUIERA LLEVAR A MOTELES VIRTUALES Y YA ESTOY HARTA.


Pero Goyo escribía en serio. Entró paralelamente a:

WWW.ASSISTTOCOMMITSUICIDE.:(.EDU

Porque la muerte es el principio de la verdadera vida...

Entró al menú de recetas. Después de leer los ingredientes e instrumentos, fue a la cocina por un cuchillo y un poco de veneno para cucarachas. Una cucaracha lo observó y en vez de que él la pisara le dijo: “sí, tu droga, ya se que te gusta y no te mata, pero a mí sí me matará”. Regresó al teclado. Quizá buscando más motivos para fortalecer su decisión.

ADIOS BILMI ;(

Se sirvió hielos en un vaso y comenzó a echar veneno. Si me voy a joder al menos que sea como todo un señor. Acomodó el cuchillo con masking tape a la mesa para poder escribir mientras hacía sus últimos movimientos. Continuaba la lectura de las instrucciones de la página educativa. De pronto salía publicidad de herramientas de perforación, armas y libros de los poetas malditos. Aparecía una leyenda con el spam, “haz tu última compra ahora”. Abajo, los logotipos de Mastercard. Se las arregló para poder escribir aún con dificultad.

BILMA, ESTOY A PUNTO DE HACERLO, RECUERDA QUE EN MI TUVISTE A UN AMIGO :(

AYYY GOY YA, NO BROMEÉS. ¿NO TE SABES EL CHISTE DE LADEGOYO? ME ESTÁS ASUSTANDO CHAVITO. EN SERIO.. TE LO SUPLICO... ES QUE ERES... TU ERES....

BILMA, RECUERDAS CUANDO TE DIJE QUE ME ESTABA ENAMORANDO

SI ERMANITO YA POR FAVOR, NO AGAS ESO QUE QUIERES HACER, LA VIDA SIN TI... ES QUE TU...

ERA DE TI. ESTABA ENAMORADO DE TI. DE TU ROSTRO PERFECTO. DE TU JUVENTUD. DE TU INTELIGENCIA. DE ESA FAMILIA TAN HERMOSA QUE TIENES.

GOY... NENE YA...

TUVO QUE VENIR EL TARADO DE JUAN ARRUINARLO TODO A LLEVARTE A ESOS MOTELES VIRTUALES TOMANDO VIAGRA VIRTUAL SUPONGO QUE EN UN AUTO VIRTUAL



Goyo comenzó a desangrar mientras sentía por su esófago un ardor sin precedente. Según la página de asistencia al suicidio, le quedarían algunos cinco minutos de vida suficientes para pasar al botón de "¿Arrepentido?". La pantalla se llenó de sangre. Se untó sangre en los labios y suplicó:

BILMA POR FAVOR PON TU FOTO, ESA QUE PONES LUEGO, QUE SE TE VE UN POCO EL PECHO

Bilma del otro lado, mientras lloraba, puso una foto. Goyo abrazó la pantalla y besó con marcas ensangrentadas la boca que aparecía en el monitor. Apretaba con tal fuerza que salía más sangre a borbotones. Entonces dejaba de ejercer presión. Quería una muerte lenta, como la que le habían prometido en el suicidio asistido.

Por favor –dijo Goyo con la voz muy débil mientras también lo escribía-, haz lo que nunca quisiste, conecta tu voz.

NO PUEDO NENEEE, TU SABES QUE NO PUEDO...

SI PUEDES, AQUÍ DICE QUE TIENES EL EQUIPO, ANDA, QUIERO OIRTE, ME ESTOY DESANGRANDO, HÁZLE ESE FAVOR A UN DESAHUSIADO, PERMITE QUE MUERA FELIZ, POR UN DÍA, UN DÍA DE FELICIDAD POR TODO LO QUE TUVE DE DOLOR

Bilma hizo caso y habló.

DISCULPA MI VOZ, ES QUE TENGO GRIPA Y ESTOY UN POCO RONCA ADEMAS ESTOS APARATOS SEGURO QUE MODIFICAN TODO.

VAMOS QUE IMPORTA ESO AHORA. POR FAVOR, CONECTA TU WEB, NUNCA HAZ QUERIDO, HÁZLE ESE FAVOR A UN DESAHUCIADO

Tras mucho ruego y cuando ella vio que finalmente eran sus últimos minutos con vida y que no podría morir tranquilo sin ver cumplido su último deseo, conectó la Web Cam.

PERO QUIEN ES USTED, LLÁMELE POR FAVOR A BILMA, SE LO SUPLICO

YO SOY BILMA. DISCULPAME. TE LO QUERÍA DECIR. FUE HASTA AHORA, DIGAMOS QUE LAS PRISAS ME AGARRARON. NO SOY TAN JOVEN VERDAD. Y QUIZA MI BELLEZA NO ES LA PROMETIDA. LA VERDAD ES QUE VIVO EN LA ABSOLUTA SOLEDAD... SIENTO MI PEQUEÑEZ TOTAL. Y HUBIERA QUERIDO HACER UNA VIDA CONTIGO, PERO NUNCA TUVE EL VALOR PARA DECÍRTELO.

Goyo comenzó a empequeñecer de nuevo, quizá por su condición de ser empequeñecible, o quizá simplemente porque la falta de sangre hacía disminuir su volumen. Cayó al suelo. En la pantalla se veía a Bilma, su pecho, sus manos, y algo de su rostro en llanto. Goyo tuvo algunas energías todavía para picar en el ícono de quejas en www.asssisttocommitsuicide.:(.edu.net y así mandar una última sugerencia: NO MAMEN.

10 comments:

marichuy said...

Jota-pechocho

Y nada alejado de la realidad, me temo. Todo. Desde la pésima forma de escribir en el chat, hasta el crearse imágenes falsas de uno mismo, con tal de obtener un poco de compañía (aunque sea virtual) y la más triste: el suicido asistido en línea.

El mundo cambia, lo que me pregunto es si evoluciona...

Besitos

MeaneyBloggea said...

Si evoluciona. Pero recordemos según la teoría evolutiva, la evolución casi siempre se refleja en la pérdida de organos innecesarios. La máxima evolución entonces sería la pérdida total de organos o lo que es lo mismo, la muerte.

LUMPENPO said...

Este cuento tiene una sorpresa, no la del final, radica en la capacidad de llevarnos al asombro y a la reflexión. Toca la realidad como si fuera cierto. Soledades que se llenan de virtuales compañías solitarias y en otra paradoja: llenas de vacío (¿se puede?)
La soledad parece signo de la aldea global, eso si, con Mater Card y Visa.

Dragon de Azucar said...

No creo que el hombre naciera para ser feliz, de ser hacer podría elegir si nacer o no. Y, según recuerdo, nadie pide nacer aquí y ahora, ¿o si?

Buen cuento.

Saludos

Jolie said...

la realidad virtual es que al final desvirtua (a veces) puedo pensar en alguien o un avatar y solo me remite a "personajes"

a veces no puedo hallarle otro modo y es como esta "evolución" y la tecnología y la vida de prisa y práctica solo remacha soledades desde pantallas y mensajes htlms


:(

La abuela frescotona said...

la fantasia suele acompañarnos en nuestras soledades, solo que no debemos levantar el ancla de la razon y mantenernos en tierra firme...me gusto -

Mafalda said...

...

¡Que soledad!, ¡carajo!

Límites humanos que nos conducen a intentar contrarrestarlos cayendo en otros límites.
Una doble vida para sanar la "real" donde nos corroe la soledad. La otra vida, la virtual también con sus mentiras, vicios y absurdos.

Me dolieron tus personajes, me enterneció lo patético-humano...

Mafalda

jota pe said...

-- tonatiuh, lo que me late de como escribes es ese amor por los personajes tan aparentemente singulares pero que podrian ser como cualquiera de nosotros, muchas gracias mi estimado!

Aurore Dupin said...

"Mi cabeza es una pasa"

(cántese a ritmo de reggaetón).

Arturo Familiar said...

No cabe duda. Tona es El Cuentista. Maravilloso cuento y maravilloso juego con la literatura.

Saludos