Saturday, September 12, 2009

LAS FLORES EBRIAS

YOLANDA DE LA TORRE

1.

Tengo un balcón lleno de flores ebrias, sinuosas, tartamudas. Así ahogan su dolor por no ser aves y vivir arrancadas de tajo. También tengo dos gatos que huyen de ellas.

2.

Regué las flores con tequila. Cantaron rancheras hasta el amanecer.

3.

Los mariachis cayeron y las flores cantaban esparcidas sobre ellos, jubilosas. Los gatos durmieron una siesta en esos vientres que parecían tejados.

4.

Sin permiso, las flores se han embriagado con pulque y han seducido al quiote del vecino. Toda una orgía en la soledad de los balcones.

5.

Regué las flores con vodka. Ahora están cantando La Internacional.




6.

A las flores borrachas de vodka que cantan en el balcón se les ha sumado todo un coro en el Viaducto. Algo digno de verse. Y el cielo está rojo, rojo, rojo.

7.

Una flor, aún trastabillante, ha quedado prendada del quiote y lo mira desde la ignominia de su timidez. Él, satisfecho como está, la ignora; quizá piensa que todas son iguales.

8.

Me he quedado sin flores. La policía las arrestó por escándalo en la vía pública.

9.

Las flores salieron bajo fianza. Acordaron trabajar para pagarme. Están vendiendo sidral como champaña en el Viaducto.

10.

Mientras estuvieron en la cárcel, las flores no dejaron de cantar La Marsellesa. Los de la delegación maldijeron toda la noche a los franceses.



11.

Las flores ebrias trabajan trago a trago. Siempre se emborrachan más de lo que ganan.

12.

En la cárcel, la flor enamorada recobró la cordura: una hora de vómito y estaba como nueva.

13.

Una ronda de rones y las flores comenzaron con aquello de Cuba sí, yanquis no. ¿Y Fidel?, preguntó el quiote. En respuesta encendieron los habanos.

14.

El quiote tuvo un retoño. Las flores, entre un caudal infinito de mezcales, se preguntan quién de ellas lo preñó. Todas lo niegan.

15.

Entre ríos de rones que aún bañan el balcón, flores de aire mulato bailan

rumba, calzan boina y gritan: ¡Viva Cuba libre! Pero ninguna flor vecina les responde.



16.

Un poco de vino y las flores se han desnudado de la cintura para arriba. De los balcones vecinos salen catalejos.

17.

Las flores, que borrachas y desnudas veían doble, perdieron todo en el póker: el balcón, el depa, los gatos. Todo. Ahora no sé a quién pertenezco.

18.

Todas las flores se fueron al hipódromo (el quiote, además de padre soltero, es un chismoso). El hogar yace oscuro. Yo soy de alguien que no tiene rostro. Las extraño borrosas, incoherentes.

19.

Nos han devuelto, pero no están ellas. Es de noche. Los gatos y yo maullamos juntos bajo las farolas del Viaducto. Ellas no vuelven.

20.

Las flores, húmedas de aguardiente y arrepentimiento, se ofrecieron en todos los balcones: danzaron en herrerías, se abrieron nocturnas a la lluvia de agosto. Cuando hubo suficiente, recuperaron el apartamento, los gatos, la cotidianidad de nuestros días. Saben amar las flores de esta casa.


19 comments:

PerroZombie said...

Ahora si que no sé ni que escoger... si la extraordinara selección de imagenes, o las hermosas analogías que perfumaron este post ... buenisimo !

Itz said...

Ahhhh Yolandaaaaaaa =D
Amo tus flores, kiero unas, sabes donde las venden? xD
Ame AME las flores ebrias, piensas escribir otro asi?? pretty please with a cherry on top

Anonymous said...

Gracias mil. Estas flores emergieron de una pesadilla. Merecen bendiciones sólo por aliviar mi vida diurna.

Un abrazo,
Yolanda

Jolie said...

amé las imagenes y las imaginaciones al unísono de Yolanda

un saludo

marichuy said...

Hermosa historia de flores ebrias y cantarinas. Me encantó, casi pude escuchar a José Alfredo en l Viaducto cantando aquella de "estoy en el rincón de una cantina..." y después clarito escuché la Marsellesa.

Muy bello

Besos Jotapechocho

Anonymous said...

Itzia linda! Gracias por tu comentario! Besos a montones. Y otros tanto repartidos para los demás.

Y.

MauVenom said...

Tengo flores y gatos y será que sólo las riego con agua o será que no pongo atención pero de todo esto nada más las he escuchado medio canturrear La Internacional proque la mayor parte de ellas son rojas, muy rojas.

Maravilloso post. Me encantó.

Saludos.

María José said...

A veces me siento como una flor, y desde ayer me la vivo cantando lo que se me dé la gana en el momento que sea, aunque el tiempo no lo permita.
Gracias por recordarme siempre que soy libre, y que tú eres alguien única.

TE QUIERO!

Majo ~

Anonymous said...

MAESTRAAA!!!!, felicidades, amo a sus flores ebrias, espero que un dia me de una, la quiero.

ATTE:rosaura

Anonymous said...

EXELENTE CUENTO MAESTRA DESDE LA PRIMERA VEZ QUE LO ESCUCHE ME AGRADO ... SI ESAS FLORES Y YO NOS JUNTARAMOS.......... SIN COMENTARIOS. LA APRECIO MUCHO MAESTRA MIL FELICIDADES


LA ADMIRA : MICHELLE

Mafalda said...

...

Hermosos seres humanos...humm, perdón quise decir flores.
Me encantó el reflejo humano de tus flores.
Embriagadas y perdidas se reconocen y por momentos no saben quienes son.
Me recordó esa canción vieja de Serrat: "La fiesta".

Encantada de leer este texto.

Mafalda

Vidita said...

Que bien escribes me cae Yola! Mil felicidades! Me gustó tanto que hasta siento ya la resaca de tanta bebida espirituosa. Mejor me espero para el 15 y 16 :D

Cuidate y cuando tenga mas añitos me encantaría escribir como tu!

Mucho becho

jota pe said...

-- yolita, gracias mil por este bello ramillete de frases, deveriamos cerrar las patito para que este texto se quede aqui eternamente, de nuevo muchas gracias!

Alexis Maquina said...

sin comentarios...
me enkntan las flores y el 13 es geniial
yola eres unik y se the agradecen thus textos, y thodo lo demas.
nosotros al igual k las flores cantaremo junthos siempre
thodoa lña familia unida
excelenthe texto. lo adoro
ATTE: el hijo perdido...
se the kele muxo. no lo olvides

Elle Lawliet said...

que buen texto yolis.
aberque dia nus bamos a enpedarnos y llevas a tus flohres hebrias pa´
que nus conoscamos
ojala y no las buelban a meter al bote jejeje.

te cuidhas muxo no me gustaria quedarme sin maestra.

P.D: mis mas sincero Pescame digo pesame.
Bye.

Anonymous said...

Gracias a ti, querido patito.

Besos alcoholizados muchos de parte de estas flores desmadrosas :D

Yola

LUMPENPO said...

De acuerdo, que se quede eternamente este perfume de flor y licor. Magníficas estampas con septiembre y revoluciones exportadas y sus cantos florales que levantan la embriaguez: José Alfredo y La Internacional.
Lo leí, lo releí y lo volveré a leer, sólo lamento estar lejos, muy lejos del viaducto y no poder sentarme en sus riberas para volver a leerlo.

Desconectado que anduve, pero me voy con este sabroso aroma fiestero.

Anonymous said...

Gracias, de verdad. Por y para todos ustedes, hoy las flores, ebrias como están, gritan: SALUD!!!!

Y.

Anonymous said...

No podìa faltar mi comentario. las flores ebrias son la onda y aunque hay partes que le kortaria por aki y por alla (jeje) me gusta mucho por ke nos da una idea de komo deberiamos ser todos como tus flores...siempre libres
tu alumno (el mas puntual de to2)