Wednesday, September 23, 2009

DELIBERACION

FELIPE LEON

En anodina calle

solté mis huellas hacia ti

solté mis lágrimas de tizne y ceniza

solté mis pasos de barro y lluvia

La huida me atrapó

aniquiló tu rostro en mi memoria

me forzó una infame confesión

Ahora la anodina calle

es una enorme ciudad con ojos de tizne y barro

con juguetes en el viento

con cancerosa agonía

y con un alma desleal deambulando en ella
y en ti

5 comments:

LUMPENPO said...

Recuerdos que no se van, pegados a los ojos con tizne y barro. Así de dura es la deslealtad comprimida en un poema, pequeño, donde cabe una ciudad.

Saludos que aniquilen confesiones.

Jolie said...

creo que tendre cuidado al limpiarme los ojos de o quedar con tizne...

por esta boca calle a lo mejor no se sienta tan hondo el recuerdo... voy por ahi

un beso

Mafalda said...

...

Wuauuu...

Imagen y metáfora, metáfora e idea.
Me confieso caminadora de anodinas calles. Las recorro y hablan, no me olvidan ni me permiten olvidar.

Puede ser que me quede a vivir en la calle de los recuerdos, instale una librería de viejo y me lea historias ya contadas.

Bello texto...

Mafalda

marichuy said...

Lo leí temprano y me sentí tan identificada, que no supe qué más decir. Es cierto, a veces yo soy un poco así... pero me rebelo

Besitos Jota-pechocho

PerroZombie said...

me confieso un torpe para la poesía.. pero también acepto que me atrapo en el momento en que se desnudo el alma para aceptar las lagrimas de tizne y ceniza... malditos recuerdos que aún deambulan ... saludos !