Friday, November 21, 2008

MANUAL DE URBANIDAD ( y las Buenas Costumbres)

Ilustración: Laura Hernández

De Cómo Remendar a su Novia Favorita

Le aseguramos que su vida entrará entre bombos y platillos a una nueva etapa tras la lectura de este manual, poco importa que no tenga novia, piense que a la vuelta de la esquina le espera el amor de su vida. En caso de que usted, querido lector, sea frígido, monje, fascista, misógino, intelectual, onanista o muerto, el Manual de Urbanidad (y las Buenas Costumbres) le garantiza arrepentimiento inmediato o la devolución de su complejo.


INSTRUCCIONES

Tome a su novia favorita y siga al pie de la letra los siguientes pasos:

-- Revísele los dientes cuidando que no tenga caries mental.
-- Calcúlele los años (nunca los dicen) por vivir.
-- Quítele espinas y escamas.
-- Dígale que su cerebro no es chafa.
-- Recítele jaculatorias durante 24 horas (si lo desea puede darse golpes de pecho) por la salvación de su alma.
-- Rásguele sus vestiduras y píntela de negro.
-- Aderécela a conciencia dejándola remojar en soledades, exprímala y déjela tendida al sol de la tarde.

Una vez exorcizada clasifíquela en los siguientes rubros, subraye su caso y consulte el apéndice:

A. Novia de Planta.
B. Novia de a Michas.
C. Novia de Lejos.
D. Novia Intelectual.
E. No-Viajes.

APENDICE  

A. Novia de Planta: Esti(g)mado lector, ¿no le cansa perder las horas entre cuñaditos estafadores, la suegra cara de nosecojamijitasanta, abuelitos dulces como la hiel y el suegro pistola en mano? ¿No le aburren los domingos en la salita enfrente de su programa favorito y del aún hay más: cafecito con tostadas (pero de hocico); aún hay más: “mi amor ya no comas tanto, mi mamis dice que eres bien gorrión”; aún hay más: “dice mi papis que si ya juntaste para comprarme mi luna con su casaperrocarroárbol”; aún hay más: “fíjate que nos acompañan al cine mis seis hermanitos”; ¡aún hay más!: “¡aich, tú nada más piensas en eso!”. Si ya se fastidió no lo siga pensando, cómase la torta antes, en y después del recreo, los sufrimientos por los que ha pasado bien lo ameritan (en caso de boda le damos nuestras más sinceras condolencias).

B. Novia de a Michas: Lo felicitamos por mocharse con el prójimo. Sabemos perfectamente que en estos tiempos de crisis es más barato pagar la deuda externa a pagarle una cena a su novia favorita, pero tampoco exagere, compartir su negocio favorito no significa que usted sólo la pueda ver afuera del cine, después de la cena y al terminar los etcéteras. Mejor consígase otra novia y consulte los otros incisos.

C. Novia de Lejos: Amor de lejos es de tontejos. Anímese y aviente su timidez por la ventana. Lléguele a su costilla favorita, le recomendamos que ya no utilice los métodos convencionales: “¿a qué horas vas al pan mi reina?”, o el manoseado “¿estudias o trabajas?”. Simplemente  párese enfrente de su víctima favorita, mírela a los ojos hasta que se quede bizca, entonces dele un beso que le lave la conciencia, ella caerá irremediablemente a sus pies. Si por alguna rara casualidad revienta contra usted no le haga caso, recomiéndele la lectura de este manual y repita las instrucciones cuantas veces sea necesario.

D. Novia Intelectual: Este raro espécimen (féminas intelectualoides) es sumamente peligroso. Investigaciones serias han demostrado que este tipo de novias no soportan que se le escriban cartas de amor con diptongos y gerundios, practican el canibalismo contra los hombres, les da por la poesía y pueden llegar al absurdo de ser feministas. Pero no se preocupe, el Manual de Urbanidad (y las Buenas Costumbres) tiene la solución. Pregúntele: ¿cuántas sinfonías han sido escritas por las mujeres? (ninguna); ¿quién le lavaba y le planchaba a Sartre (simón, la Simone); ¿qué es primero en el ser, los cabellos largos o las ideas cortas? (¡!). Recomiéndele leer a Boris Vian, Parménides García Saldaña, Schopenhauer y al Lofránida. En caso de no obtener resultados favorables péguele de garrotazos, tómela de las greñas y llévesela a su cueva favorita.

E. No- Viajes: Más vale lavar a mano que mal viajado. Si usted, caro lector, no tiene novia favorita ni consultó los otros incisos, le recomendamos que siga igual, pero antes de arrancarse su costilla predilecta desatorníllese el corazón, desínflese los ojos, quémese las manos, blasfeme contra su alma, corra al fin del mundo y una vez ahí grite -sin el menor remordimiento-: ¡pinches viejas!
 

7 comments:

Mónica said...

jajaja, qué machista y divertido manual. La ironía le sienta bien, Jota Pe.
Un abrazo,
M

jota pe said...

-- muchas gracias moni, no soy machistonto, mas bien quiero ser machistoson, gracias por tu visita

Unicornio said...

Siempre lo he dicho: la vida sigue. Y como ya puedo seguirle. estaré siguiendo sus escritos "ilustratorios" (que no ilustrativos, ese es otro rollo cultural, jeje) con mucho interés. Por lo pronto, dejaré de estar cortejando decentemente (!?) a la alazana de mis sueños y le caeré, a galope veloz, a la cebra de mis pesadillas (¡qué grupas, señores, qué grupas!).

Agradecido por despertar al animal que hay en todo Unicornio, se despide afectuosamente,

el renacido Moro de Cumpas con Cuerno.

jota pe said...

-- unicornio, que dicha verte, desde hace rato no visitaba tu blog, en el primer chance mitico ser

Vidita said...

FELICIDADES mi estimado Jota Pe
al igual que Moni me rei muchìsimo y pense en mì misma como referente y supuse un tipo de novia que usted aqui señala... a ver adivine de cual seria yo?

jajajajajajajaja

Le admiro un resto y escribe excelentemente bien y con un sarcasmo muy chido.

jota pe said...

--amorcito de mis amores, pues tu serar lo que tu quieras ser, lo que mas te guste a ti, tu seras, seras, como dice la rola..., ya en serio pues asi como te veo yo creo que serias la novia ideal, lastima que seas ajena y no pueda darte lo mejor de todo, como dice esa otra rola del chente, jejeje, perdon, pero es que deveras tu eres inclasicable, te quiero mucho vidis

Vidita said...

Yo tambien le quiero un chorronal y dos montones mi Jota Pe, pero aunque sea una fémina inclasificable sigo andando medio herida por mi cuarentón... ojalá el también :P besotes